arquitectura con minúsculas

"mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo" e. galeano

por qué lo de los juegos me parece una mala noticia…

Imagen

somos un país cínico. supongo que es una forma como otra cualquiera de quitarnos el complejo de inferioridad, pero las reacciones a la noticia de que, una vez más, nos quedamos sin organizar los juegos olímpicos han ido de lo cómico a lo patético, pasando por el tan español “ya lo sabía yo”.

durante estos últimos días nos hemos inundado a nosotros mismos de chistes sobre cafés con leche, bromas sobre el nivel de inglés de nuestros políticos y mucho, pero mucho, victimismo. por supuesto, ni un asomo de autocrítica, ni de reconocimiento a quien quizá, ha hecho las cosas mejor que nosotros. y ese “hacer cosas” incluye saber trabajarse a los que tienen que tomar las decisiones, que parece que solo nos molesta que el coi sea una organización mafiosa cuando perdemos.

el caso es que, una vez más, hemos perdido. parece que nos rendimos de forma definitiva. y chascarrillos aparte, se respira un alivio generalizado que no comparto. a mí, esto, me parece una mala noticia.

entiendo el argumento según el cual la ciudad se ha endeudado hasta las cejas persiguiendo este sueño-pesadilla, los funestos antecedentes griegos, las desesperanzadoras expectativas de un evento de estas características en manos de políticos, e incluso el que haya gente a quien no le guste el bádminton.

pero la inversión está hecha, y no la vamos a recuperar. nuestros estimados políticos van a seguir tranquilamente en sus poltronas, y por supuesto no van a pisar una academia de inglés. y no. los tropecientos millones (más) que no nos vamos a gastar en organizar los juegos no se van a reinvertir en educación, ni sanidad ni nada parecido.

podría uno pensar que los arquitectos, ávidos de concursos olímpicos, estábamos deseando trincar los juegos para construir estadios, villas, centros de prensa y esas cosas, pero resulta que ya está casi todo hecho (el famoso 80% de las infraestructuras terminadas, en el que supongo que no está incluido el fantasma del centro acuático…) así que poco cacho íbamos a poder sacar de ahí.

la verdad, creo que este país necesita una buena noticia de vez en cuando, creo que es importante que la gente se ilusione, creo que ni nuestros ínclitos dirigentes iban a ser capaces de estropear un proyecto como este (aunque me consta que lo iban a intentar). y eso es lo que hemos perdido con esta decisión.

alguien me dijo una vez que la crisis empezó el día que apareció la famosa palabrita en primera página del periódico. quizá esto podría haber sido una forma de dejar de hablar del tema, abrir las ventanas y airear tanta troika, tanto ere, tanto sobre y tanto pesimismo.

la (mala) noticia de haber perdido los juegos nos convence aún más de que somos un país pequeñito, acerca un poco más a mister adelson y sus trileros a alcorcón, y para colmo, me deja sin la ilusión de ver una final olímpica de bádminton.

cachis…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 septiembre, 2013 por en crítica y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: