arquitectura con minúsculas

"mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo" e. galeano

el arquitecto que nunca fue

afirma el director de la escuela técnica superior de arquitectura de málaga: “el arquitecto que espera a que le lleguen proyectos ha muerto”. y tal afirmación merece un titular en el periódico que le entrevista. y más de un retuiteo en las redes sociales.

la declaración en sí se limita a constatar un hecho; pero el eco recibido pretende poner el énfasis en un cambio que no es tal. digamos que, si esa frase se hubiera pronunciado hace veinte años, ya entonces hubiera sonado obsoleta.

cuando estudiaba – y no soy matusalén, pero tampoco me esperan ya los treinta – no era infrecuente escuchar a profesores, entonces arquitectos en plena madurez profesional, comentar el cambio sufrido respecto a las generaciones anteriores. estaba claro, ya entonces, que un arquitecto no era alguien que pudiera quedarse sentado esperando que vinieran a buscarlo. bueno, sí podía quedarse, pero sería como esperar a godot.

efectivamente, el arquitecto que espera a que le lleguen los proyectos ha muerto. pero lo hizo hace tanto tiempo, que seguramente sus restos sean poco más que polvo en ese panteón de una profesión que nosotros no llegamos a conocer.

Anuncios

Acerca de rqlmartinez

arquitecta, docente e investigadora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 noviembre, 2012 por en profesión y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: